sábado, 13 de mayo de 2017

CONTRATOS A TIEMPO PARCIAL. DATOS

Hay una crítica que se hace al mercado laboral en España, y es la siguiente: que España tiene muchos contratos de media jornada.

Pues bien, según datos de la OCDE esta afirmación es falsa.

España cuenta con un 14’7% de contratos a tiempo parcial. Mientras que la media de la UE se sitúa en el 17’4%. Los cinco países con un mayor número de contratos a tiempo parcial son: Holanda (38’5%), Suiza (26’9%), Australia (25’2%), Reino Unido (24’1%) e Irlanda (23’4%).

Mientras que los cinco países con menos contratos a tiempo parcial son:
Bulgaria (2’1%), Rumanía (3’8%), Rusia (4’0%), Hungría (4’2%) y la República de Macedonia (4’2%).

No creo que queramos imitar las condiciones laborales de estos últimos países, pero bueno, siempre habrá alguno que envidie las transitadas calles de Skopje o el acogedor clima de Bulgaria. Pero algunos habrá por supuesto.

Por otro lado, es curioso que los países con más contratos parciales sean los que menos desempleo tienen. Pero no se ve a nadie quejarse de lo mal que están los empleos en Suiza.

JIV


P.D.- Los datos son extraídos de estadísticas de la OCDE de datos de empleo de 2016-2015.

sábado, 11 de marzo de 2017

TRISTE ANIVERSARIO

Seré breve, pues creo que ya se ha dicho bastante.

Hoy es el aniversario 13º del atentado de los trenes en el que fallecieron 191 personas y muchas más fueron heridas y algunas con consecuencias severas en su persona.

Dos semanas antes del 14-M (fecha de las elecciones generales) las encuestas daban una clara victoria al Partido Popular. Es cierto, querido lector, que las encuestas muchas veces se equivocan (sorpasso, elecciones en Andalucía), pero es que era algo bastante claro.
Por aquel entonces, la economía iba bien, con superávit, buenos datos de empleo y de seguridad social (evidentemente ahora sabemos que el país no iba tan bien y que todo este milagro tenía otra cara) y eso influía en la gente en volver a votar al PP a pesar de la intervención en Irak, el accidente del Yak, y otros casos de corrupción (como Gescartera).
Pero el 11-M trastocó el tema.

Y aquí tanto el PP como el PSOE jugaron sus cartas. En perjuicio nuestro. El PSOE se llevó la partida a su terreno. Pero de lo que no me cabe duda de que ambos partidos quisieron sacar tajada. Que el PSOE ganara la partida no quita que ignoremos la actitud del PP. Es más, creo que debieron suspender las elecciones, pues votamos engañados, cada día que pasa estoy más convencido de ello.
Pero como siempre, los políticos siempre van por la vía fácil, en perjuicio de ese pueblo que dicen representar.

En cuanto a lo relacionado con el caso no diré más, porque está dicho todo. Pero aquí dejo unos links para que ustedes juzguen:


JIV

domingo, 12 de febrero de 2017

EL VERDADERO LEGADO (ECONÓMICO) DE OBAMA (II)

EL OBAMACARE Y LOS PLANES DE ESTÍMULO: UN FIASCO.

La reforma sanitaria de la administración demócrata ha sido uno de sus talones de Aquiles. No negaré aquí la buena intención en la medida. Pero se estima que ha encarecido los seguros médicos, provocando un descenso del salario en unos 1200 dólares por empleado en términos medios (https://www.wsj.com/articles/obamacares-1-200-pay-cut-1452643649)

Además, se estima que entre tasas e impuestos indirectos, el plan sanitario costará unos 100.000 dólares por hogar en los próximos diez años (http://www.libremercado.com/2015-04-08/la-sanidad-barata-de-obama-costara-100000-dolares-por-hogar-1276544969/). Y lo peor está por llegar: La reforma dejará a casi 30 millones sin cobertura (27 millones en estimaciones algo más optimistas: https://www.bloomberg.com/graphics/2016-obamacare/). Sinceramente es un auténtico desastre: http://www.libremercado.com/2014-01-20/la-ley-sanitaria-de-obama-amenaza-con-dejar-sin-cobertura-a-25-millones-de-trabajadores-1276508596/


Ahora vamos a por los planes de estímulo. Tras casi 24 billones de dólares de estímulo, orientados a relanzar la economía estadounidense a costa del gasto público, han sido un fracaso (http://diego-sanchez-de-la-cruz.libremercado.com/2011/10/19/). El mayor exponente de este desastre o fiasco es la quiebra de Detroit, la mayor bancarrota municipal de los EEUU en su historia (mucho mayor que la quiebra del ayuntamiento de Nueva York en los años 70): http://www.libremercado.com/2013-07-20/detroit-asi-se-fraguo-la-mayor-bancarrota-municipal-de-la-historia-de-eeuu-1276495609/

Y otro de los casos de despilfarro clamoroso ha sido su programa de inversiones en energías verdes, tan "verdes" que se han comido más de 11 mil millones de dólares para nada. Y más de la mitad, ha ido a parar a empresarios vinculados con el Partido Demócrata (luego nos quejamos de que Trump haga lo mismo con los suyos), con muchos proyectos que han terminado quebrando, como demuestra el fiasco de Solyndra, una compañía en la que el gobierno federal subvencionó (a fondo perdido) con 535 millones de dólares (http://www.libremercado.com/2013-06-03/obama-y-la-energia-verde-un-fracaso-millonario-1276490477/).

Fuentes de las que se pueden consultar todo lo dicho anteriormente:


DECADENCIA ECONÓMICA.


Los defensores de Obama aseguran que el presidente le dio la vuelta a la crisis. Sin embargo, se ha producido una espiral de decadencia económica que ha generado un crecimiento por debajo del potencial.
A pesar de que ciertos economistas, como Larry Summers (consejero económico de Clinton) o Paul Krugman (el que dice que tenemos que aprender de grandes países como Argentina o Venezuela) afirman que EE.UU no puede crecer más de un 2%; tal afirmación se contradice con varios informes que apuntan a que aprobando determinadas medidas la economía del país hubiera crecido hasta un 4%. (http://www.washingtontimes.com/news/2016/jul/24/economic-growth-has-stagnated-under-obama/)



La sensación que deja el gobierno de Obama se puede comprobar con los datos de remuneración que el propio Departamento de Trabajo (el equivalente a nuestro Ministerio de Trabajo) publica, el salario mensual medio se ha estancado entorno a los 800 dólares: http://money.cnn.com/2015/01/21/news/economy/obama-state-of-the-union-wages-flat/



De ahí podemos extraer una conclusión: el Partido Demócrata ha perdido su lucha en la clase media en numerosos territorios afines a ellos. Si a eso añadimos que los datos de pobreza han aumentado (hay casi 3 millones más de pobres tras los 8 años de Obama), tenemos el cóctel peligroso de los demagogos: de ahí la victoria de Trump.



Solo añadir, en términos de comercio internacional, no solo Trump es proteccionista, pues en efecto, la administración Obama ha sido una de las más proteccionistas en los últimos años, incluso si lo comparamos con otros países, EEUU es el país que más medidas discriminatorias ha implementado: https://www.gisreportsonline.com/protectionisms-scary-rise,expert-view,1935.html


PÉRDIDA DE FORTALEZA POLÍTICA.

Aunque su victoria en 2008 parecía augurar el fin del partido republicano (o eso decían algunos), algunos incluso se atrevían a predecir una etapa progresista de largo recorrido; tras ocho años, el panorama es muy distinto. Como se puede apreciar en estos artículos que a continuación pongo para consulta, el partido demócrata ha perdido doce gobernadores federales, 900 congresistas y senadores y más de 8 millones de votantes. Además, los republicanos han pasado a controlar ambas cámaras legislativas.



Aunque sea cierto que Obama tiene mucha popularidad en dos enclaves demócratas por excelencia, Nueva York y California; su discurso como presidente saliente ha estrechado la base de su partido. Y esto se ve claramente en la pérdida de influencia en las clases medias. Incluso varios periódicos y medios de comunicación han cargado contra el partido de Obama y Clinton por ser una formación intolerante, elitista, alejada de la realidad e incapaz de asumir la derrota. Y que conste, estos medios son progresistas no afines a Trump:




JIV

domingo, 5 de febrero de 2017

EL VERDADERO LEGADO (ECONÓMICO) DE OBAMA (I)

Ahora se va Obama y muchos le echarán de menos. Quizás sea considerado como uno de los mejores Presidentes oradores. Sin embargo, para mi es uno más del montón.
Es cierto que da la sensación que ha logrado muchas cosas: como la aparente apertura a Cuba o Irán; pero a un coste: renunciar a defender la democracia en ellos y a costa de deportar a los cubanos que lleguen a las costas americanas: estableciendo un muro que ha pasado desapercibido ante los medios de comunicación.

Además, es responsable de los desastres de las "primaveras árabes" y del surgimiento del Isis: todo para desestabilizar a Rusia (debilitando a su aliado en Oriente Medio: Siria). Su obsesión por Rusia nos ha llevado a uno de los períodos de inestabilidad internacional desconocidos desde la Guerra Fría. Su sucesora Hillary era incluso más agresiva (menos mal que no ha ganado, pues sin duda nos hubiera dado una guerra).
Lo del Nobel de la Paz es un auténtico sarcasmo; sobre todo después del dolor y sufrimiento que han causado y que los europeos estamos pagando (Bush Jr solo se metió en Irak, Obama en 3 conflictos bélicos).

Y por si fuera poco, Obama ha deportado a casi 3 millones de inmigrantes. Si Trump anuncia que deportará a los mexicanos ilegales, toda la prensa bienpensante escandalizada. Si Obama anuncia que deportará a los cubanos ilegales, toda aplaudiendo su gran altura como estadista. Es una auténtica vergüenza: Obama se despide construyendo su propio muro contra los cubanos que huyen de la miseria y de la represión del socialismo castrista.

Algún lector me dirá que esto es justo. Que los cubanos tenían trato de favor con respecto a los mexicanos. Pero México es una democracia verdad?  Los deportados a Cuba serán entregados a la dictadura, por lo que es previsible el trato que recibirán por parte del aparato represor de la misma.
(Realmente sorprendente el silencio de los principales medios frente a esto).

Pero vamos a la economía. Que es el "termómetro" de un buen o mal presidente.

EMPLEO-PARO.

Los partidarios del presidente saliente se fijan mucho en la tasa de paro. Es cierto que el empleo subió en 10 millones de personas y que el desempleo bajó al 5%. Ok.
Sin embargo, si desagregamos vemos que el grueso del empleo se ha generado principalmente en Texas, bastión del partido republicano (mas info: http://ijr.com/2015/01/239402-believe-one-state-solely-responsible-net-job-growth-since-2007/)



Pero otro dato negativo tumba esta expectativa positiva. La población activa se ha reducido en casi 15 millones. Esto supone que las personas que ya no están en el mercado laboral (trabajando o en desempleo) ha caído un 18% desde enero de 2009. Esto supone que la tasa de actividad es la más baja desde la era Reagan, un 62% y hay casi 100 millones de adultos fuera del mercado de trabajo.





DISPENDIO FISCAL.

En clave presupuestaria, da la sensación de que la administración Obama no ha sido negativa, ya que el déficit comunicado por el Departamento del Tesoro para 2016 fue casi idéntico al de 2008: 3,1% del PIB en el último año de George W. Bush y 3,2% del PIB en el ejercicio de despedida de Obama.

Pero, en el periodo 2009-2011 el gobierno federal asumió un déficit del 8% del PIB. La deriva fiscal de Obama empezó a ser corregida debido al ascenso del partido Republicano en las elecciones legislativas de 2010. En donde la presión de las cámaras legislativas ha permitido reducir el déficit a un 4%, aunque a costa de un cierre del gobierno federal: http://www.libremercado.com/2013-10-02/las-cuatro-claves-economicas-sobre-el-cierre-parcial-del-gobierno-de-eeuu-1276500771/

Los recortes que se aplicaron y los ajustes fiscales pactados (si, pactados) con los republicanos tuvo como consecuencia, la disminución del déficit.
Para saber más dejo unos enlaces de interés:



No obstante, la deuda pública ha subido de manera notable en los años de menor control fiscal. Pasando de un 60% del PIB a niveles del 105% del PIB.





JIV

martes, 17 de enero de 2017

PERSPECTIVAS ECONÓMICO-FINANCIERAS PARA 2017

Como primer artículo del año y tras el fin de la era Obama (que en algunos aspectos ha no nefasta, pero sí negativa), vamos a ver cuales son las perspectivas del año. Hay personas que son muy catastrofistas; yo me resisto a ser muy pesimista (las previsiones de 2016 más negativas se batieron); asimismo tampoco me gusta ser excesivamente optimista: por lo que yo recomiendo ser prudente (sobretodo si jugamos con dinero de otros).

Pues bien, la recuperación económica en EEUU está siendo lenta pero hay recuperación. El motivo, en mi opinión, más importante que explica esto es que siempre después de una recesión se produce un exceso de regulación (en EE.UU la regulación ha provocado solo en páginas de normas, unas 600.000 páginas).
A eso añadimos que hay política fiscal muy restrictiva y una demografía desfavorable (nuestra pirámide poblacional está invertida).

A largo plazo la clave está en la productividad. Una mejora de productividad que, acompañada de una desregulación y de las políticas expansivas podría suponer que la recuperación económica se va a acelerar. Pero solo con estas dos medidas.
Si a eso le añadimos que el sentimiento del consumidor estadounidense está en máximos sin que, ese sentimiento se haya trasladado al consumo, es un hecho que incita a cierto optimismo. Un dato que nos muestra que el consumidor está comprando coches y, cuando deje de hacerlo, comprará más cosas.

Por eso si usted querido lector desea invertir, no lo haga en ETF´s de retailers, salvo Amazon.

En este escenario sería posible pensar que, si la probabilidad de recesión se aleja, será fácil obtener rentabilidad en los mercados. Sin embargo las acciones ya no están tan baratas como lo estaban en 2008-2010, porque ya se ha descontado en un 24% la mejora del escenario. Además, al High Yield (bonos de alta rentabilidad o acciones de dividendos altos) le queda poco recorrido teniendo en cuenta de que la FED subirá los tipos de interés, lo que llevará a un aplanamiento de la curva (ya escribí un artículo en mayo del año pasado muy interesante: http://lossecretosdelaeconomia.blogspot.com.es/2016/05/tipos-negativos-mucho-ojo.html; y ya dedicaré algún artículo a la curvad e tipos). Esto provocará sin duda un incremento de los costes laborales y financieros.
Esto va a tener como consecuencia una ligera subida en los mercados aunque el lado en el que hay que estar es el largo.
Hay que tener mucho cuidado con China. Si cae, a cuenta de una crisis financiera, caemos todos. Fíjense que Trump ha moderado levemente su discurso sobre la especulación que está llevando el país sobre la divisa.
El mercado americano se ha parado, de hecho la semana pasada se registró el volumen más elevado de ventas netas en una semana de futuros sobre el S&P500 desde enero de 2016 (según cifras de Estrategias de Inversión). Si el índice baje a 1300-1.250 puntos, sería nivel interesante para comprar.

Algunos expertos ven ciertas oportunidades en el sector bancario y en el de energía además de en los bonos de alto rendimiento emitidos por las compañías que los componen. Pero creo que podría ser pronto para concluir tal afirmación. Veremos.
Estar largo, consiste, para un especulador o inversor, en apostar a que el precio de un activo de interés va a aumentar, ya que recibirá un activo que espera poder vender una vez que el precio se incremente; el especulador en esta caso recibiría una ganancia en su apuesta. Si se equivoca, perderá dinero.
Junto con la caída de China también ha estado el peso mexicano, que se ha dejado en torno a un 20% desde la victoria de Trump. Efecto de esta caída hace que las exportaciones a Mexico sean más caras y que este país exporte más (en otro artículo hablaré de los tipos de cambio)

Sin embargo, un mercado que hay que seguir de cerca es el japonés, y por varios motivos. Porque la base monetaria está creciendo, porque el gobierno va a poner en marcha medidas estructurales y las compañías están llevando a cabo un proceso de recompra de acciones que en 2016 hizo máximos históricos (a pesar de los datos renqueantes de años anteriores) y se espera que en 2017 se supere y porque el Banco Central de Japón está comprando ETFs de su propio mercado. Con lo que una vez supere el índice Nikkei el 21.500 puede subir un 7% adicional mientras que el otro índice, el Topix todavía le queda un 10% por recorrer.
Se puede tener rentabilidades interesantes en el Topix (si le gusta invertir en fondos analice la política de inversión y busque fondos japoneses que inviertan en el Topix).

Por último, si vemos por sectores, los que presentan mejores perspectivas serían los bancos, energía, telecos y pequeñas compañías. Los que peor aspecto ofrecen son los de consumo básico, utilities (reflexión interesante: ¿Es Apple una utility? Según Warren Buffet si) y cuidados de la salud.



JIV

domingo, 27 de noviembre de 2016

LA HERENCIA DE FIDEL

Los actuales salarios no satisfacen las necesidades del trabajador cubano y de su familia
El modelo actual influye negativamente en la disciplina e incentiva el éxodo de personal cualificado que opta por salir de Cuba
El sistema desestima la promoción de los más capaces, ya que se traduce, generalmente, en que a mayor responsabilidad, menores ingresos personales

No. No es un texto escrito por Daniel Lacalle o Juan Ramón Rallo. Lo dijo Raúl Castro en 2014 (http://diegosanchezdelacruz.com/2014/04/24/luto-en-la-izquierda-raul-castro-heinz-dieterich-y-eduardo-galeano-reconocen-el-fracaso-socialista/). En donde el propio hermano de Fidel reconocía la necesidad de abandonar paulatinamente el socialismo.

Por eso, desde esa fecha Cuba ha iniciado cierto aperturismo económico, culminado por el deshielo realizado por Obama.

No entraré en el debate absurdo de si fue mejor o peor que otro. Sencillamente fue un revolucionario que derrocó a un dictador bajo promesas de democracia y que lo único que ha hecho ha sido oprimir durante seis décadas a una nación entera. Sinceramente me desconciertan muchos mensajes de "condolencias" de muchos líderes europeos que se denominan demócratas, cuando deberían de celebrarlo. En fin, parece que un dictador de izquierdas está mejor visto que uno de derechas, especialmente si de Hispanoamérica se habla (y si no vean la comparativa con Pinochet).

Fidel pasará a la historia como el líder que incumplió su promesa de traer paz y progreso a su nación. Es como si el reloj se hubiera parado en 1959.


La realidad es crudaTras medio siglo de dictadura, el sueldo medio de los cubanos no llega a los 600 pesos, lo que se traduce en menos de 20 euros mensuales (http://www.libremercado.com/2016-03-24/socialismo-es-pobreza-asi-viven-los-cubanos-bajo-el-comunismo-de-los-castro-1276570458/). Para resumirlo con esos pesos apenas da para sobrevivir: Un litro de yogur cuesta 30 pesos, un paquete de detergente o un kilo de pollo salen a 120 pesos… Por supuesto cualquier otro bien que permita acceder a cierta comodidad es inalcanzable: una televisión cuesta 16 meses de sueldo íntegro mientras que una hora de Internet supone 40 pesos.

Sin embargo, como cualquier izquierdista que se precie, Fidel Castro no se privaba de nada. Se pueden consultar fotos en donde aparece con Rolex valorados en 6.000 euros o rodeado de lujos, a pesar de que en su discurso apelaba a la vida austera que debían acatar los revolucionarios. Coherencia, como cualquier líder de izquierdas (https://www.theguardian.com/world/2014/may/21/fidel-castro-lived-like-king-cuba).  

Es más, Fidel Castro está incluido en la lista Forbes de políticos millonarios, con una fortuna cercana a los 800 millones de dólares (http://www.libertaddigital.com/mundo/forbes-calcula-que-en-los-ultimos-tres-anos-la-fortuna-de-castro-ha-crecido-en-790-millones-de-dolares-1276278405/). Para ser un pobre austero no está nada mal.


Algún lector avispado me dirá que la culpa del empobrecimiento en Cuba es del bloqueo de EEUU. Nada más lejos de la realidad. Pues Cuba era un país próspero en 1959. Con una moneda solida, convertible en dólares, con un nivel de analfabetismo de sólo el 21% (en España era de más del 32% ese año), con una cultura moderna, con un comercio exterior equilibrado y cada vez más diversificado, y, lo más importante, con un nivel de formación profesional de primer orden en muchos sectores, empezando por el educativo, el sanitario y el de la producción agraria. Por más que, políticamente, fuera un país corrupto, una auténtica república bananera.
El PIB era igual que el de Singapur. Tras 50 años, miren los resultados.




El desplome del castrismo se explica por el declive de la URSS, pues los soviéticos inyectaban fondos equivalentes a un tercio del PIB isleño. A día de hoy Cuba puede comerciar con cientos de países y el comercio es más de una tercera parte de su PIB (http://www.libremercado.com/2016-09-04/el-comunismo-castrista-medio-siglo-de-desastre-economico-1276581621/).



Pero la producción de la isla es tan atrasada que es incluso inferior a la que había en los años cincuenta, antes de la llegada de Fidel (http://diegosanchezdelacruz.com/2013/07/30/el-gran-fracaso-economico-del-castrismo/)

Como ejemplos del fracaso del socialismo cubano citaré dos.

Desde un punto de vista de la producción, con el azúcar y los cigarros. Aunque en 1958 había una producción de azúcar equivalente a 859 toneladas por cada 1.000 personas, hoy esta cifra es de apenas 106, ¡ocho veces menos! Algo parecido ha ocurrido con los cigarros: desde 1958 hasta hoy, su producción cayó de 92.000 a 26.000 por cada 1.000 personas, ¡3,5 veces menos!

En cuanto a las infraestructuras. Muchas de las existentes a finales de los cincuenta (carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles y viviendas y otras edificaciones) siguen siendo utilizadas. En más de 50 años apenas se han construido 300.000 viviendas, de una espantosa calidad, mientras la población se ha doblado. Por eso los cubanos viven hacinados en las antiguas viviendas construidas antes del triunfo de la Revolución.

En fin, todo un exitazo. Algunos quieren exportar este modelo a Europa. ¡Dios nos libre!

No deseo mal a nadie, pero espero que este asesino y dictador se pudra en el infierno.


JIV

domingo, 13 de noviembre de 2016

LA COMPETITIVIDAD

Se da el nombre de competitividad al resultado del entrejido de una serie de factores económicos, geográficos, sociales y políticos que conforman la base estructural del desarrollo de una nación.

Sin embargo, a veces el término competitividad se utiliza sin reflexión. Este hecho puede atribuirse a la falta de una definición concisa y la difusión de una serie de definiciones, que no toman como base una teoría sólida sobre la competitividad. Sin embargo, yo creo que la competitividad de una nación puede venir dada por cuatro factores: la actividad económica, la eficiencia del gobierno, la eficiencia de las empresas y las infraestructuras. Veamos cada uno de estos factores.

LA ACTIVIDAD ECONÓMICA: Dentro de este factor cabe distinguir una serie de hechos o características:

®® La prosperidad de un país refleja su actividad económica pasada. De tal manera que la competencia gobernada por las fuerzas del mercado mejora la actividad económica de un país.

®® Cuanta más competencia exista en la economía doméstica, más competitivas serán las empresas domésticas en el exterior. De tal suerte que el éxito de un país en el exterior dependerá del grado de competitividad de su economía. Además, la apertura hacia actividades económicas internacionales incrementa la actividad económica del país.

®® Por último, la competitividad de las exportaciones (y con ella, el saldo por cuenta corriente), está asociada con la orientación al crecimiento en la economía doméstica (y por tanto, a la competitividad).

LA EFICIENCIA DEL GOBIERNO: Este factor se basa en tres aspectos clave.

®® La intervención estatal en las actividades empresariales debería ser minimizada, aparte de crear las condiciones competitivas para las empresas.

®® El gobierno debe proporcionar las condiciones macroeconómicas y sociales que hagan previsible y minimicen los riesgos externos para las empresas.

®® Debe ser flexible en adaptar sus políticas a un entorno internacional cambiante.

LA EFICIENCIA DE LA EMPRESA: Podemos basar este factor en varios puntos básicos.

®® La eficiencia en la actividad económica y la capacidad para adaptarse a los cambios en un entorno competitivo son atributos cruciales para la competitividad de las empresas.

®® Las finanzas facilitan las actividades de valor añadido, que es lo que refleja a corto plazo la productividad. Por ello, en un país, un sector financiero bien desarrollado e integrado internacionalmente apoya su competitividad internacional.

®® Una mano de obra capacitada incrementa la competitividad de un país. Por eso es importante la robustez de los sistemas educativos para prepara a la población para aumentar las ventajas competitivas nacionales.

INFRAESTRUCTURA: En este último factor cabe señalar varios caracteres.

®® Una infraestructura bien desarrollada, que incluya sistemas empresariales funcionales, apoya a la actividad económica. También incluye desarrollos en Tecnología de Información y una eficiente protección del entorno.

®® La ventaja competitiva se puede construir sobre la aplicación eficiente e innovadora de las tecnologías existentes. Creando una etapa madura de desarrollo económico a través de la inversión a largo plazo en I+D+i.

®® La competitividad tiende a incrementar el nivel de expectativas por la calidad de vida.


Pero volvamos con el análisis al concepto de competitividad. Hace unos veinticinco años, Michael Porter pretendió dar respuestas teóricas a una realidad mucho más compleja que la asumida por los teóricos clásicos, puesto que la teoría de la ventaja competitiva ya no explicaba de manera suficiente la competitividad de las naciones. Además, y a pesar de que el comercio era el factor esencial de éxito competitivo de un país, nos encontramos con otras cuestiones, de las que la teoría clásica no llega a responder: ¿Qué nación puede conseguir economías de escala?¿Por qué determinadas empresas de una nación establecen liderazgos en industrias emergentes?¿Por qué naciones con un desarrollo más lento, o con un mercado doméstico más pequeño surgen como líderes mundiales?¿Cómo se explica que ciertas empresas sean capaces de obtener ventajas en determinadas industrias y otras no?, y un largo etcétera.

Y todo esto nos lleva a citar a Paul Robin Krugman, el cual pone en entredicho muchas cuestiones básicas tomadas de la teoría clásica y que estaban ampliamente difundidas en académicos, empresarios y políticos de alto prestigio internacional. De tal manera que el término competitividad se estaba utilizando con una escasa rigurosidad, e incluso con algunos estudios empíricos que medían la competitividad para apoyar sus ideas. Y este es también uno de los problemas que plantea, y es presentar unos datos (de dudosa veracidad matemática y económica) no para apoyar una tesis científico económica, sino para apoyar una línea política (correcta o no), o para salir beneficiado políticamente (este era el caso de Jacques Delors y de John Major, en Francia y Reino Unido respectivamente). Además, destacó que no se establecía diferencia alguna entre la competitividad de una empresa y la competitividad de una nación, cuando las naciones no compiten de la misma forma que las empresas, ni el comercio es un juego de suma cero.

A su vez, el déficit de un balance comercial de un país puede ser síntoma de fortaleza, mientras que el superávit podría ser un indicador de debilidad. No obstante, entiende Krugman, que políticamente es más correcto y resulta más fácil transmitir a empresarios y directivos el hecho de que la competitividad de una nación es similar a una empresa. Y esto presenta tres peligros: los esfuerzos por incrementar la competitividad podrían resultar un gasto inútil de dinero público, podría conducir a políticas proteccionistas e incluso a guerras, y por último, implicaría la toma de decisiones políticas en cuanto a una amplia variedad de temas clave párale país.

Sin embargo, yo creo que Krugman se equivoca, aunque tenga algo de de razón. Me explico.

Uno de los economistas que más se ha preocupado de analizar la competitividad y, sobre todo, la ventaja competitiva, ha sido y es Michael Porter. Para ello analizaremos brevemente el famoso diamante de Porter.

Las empresas logran ventaja competitiva cuando se les permite una rápida acumulación de activos y de técnicas. Y, esto aplicado a las naciones, supone señalar que los países triunfan en determinadas industrias porque su ambiente nacional es en verdad dinámico y desafiante y porque estimulan y animan a las empresas a mejorar y ampliar sus ventajas a largo plazo.
Los países con mayores probabilidades de triunfar en industrias o sectores industriales, son aquéllos donde el diamante es un sistema de refuerzos mutuos. El efecto de un determinante depende del estado de los demás. La presencia de compradores de gusto exigente no se convierte en productos mejorados a menos que la calidad de los recursos humanos sea suficiente para obrar y satisfacer esas necesidades. Las ventajas concernientes a un determinante pueden crear ventajas en los demás.

Así pues, con esto dicho, podemos ver cinco efectos, consecuencia de la consideración de las ventajas competitivas que un país o nación (en su caso) son:

® Un mercado para las exportaciones masivas. El comercio elimina los límites que la demanda local podría poner al desarrollo económico de la nación y permite al país realizar grandes exportaciones de productos fabricados por las empresas locales.

® La adquisición de capital a través del comercio. El comercio implica un intercambio de moneda y, para el país que comercializa sus productos, una adquisición de recursos financieros que lo conduce a mejorar su industria y desarrollar su infraestructura. Esto permite a una economía utilizar maquinarias, herramientas y productos semiacabados diversificados, en sus actividades económicas diarias, con independencia dela restricción basada en la capacidad de producción propia.

® La adquisición de capital mediante préstamos. Un país es capaz de recibir préstamos, créditos comerciales y ayudas procedentes de otros socios comerciales más desarrollados con los que comercializa en el entorno internacional. Estos recursos son utilizados para importar aquellas carencias existentes en el mercado local o para otras necesidades de desarrollo de su economía. Un país podrá tener acceso a endeudamiento y otras ayudas disponibles de las instituciones financieras como el FMI.

® Transferencia tecnológica. Un determinado país también podría beneficiarse de la tecnología extranjera disponible en el comercio internacional, mejorando así sus métodos y sistemas de producción. Sin el comercio internacional, esta tecnología podría no estar disponible o su adquisición podría resultar demasiado costosa para el mismo. Hay algunos beneficios globales de aspectos tecnológicos del comercio. A corto plazo, el comercio aumenta la redistribución de los ingresos entre los factores de producción de cada uno de los socios comerciales. A largo plazo, acelera los avances tecnológicos generales para el beneficio de todos los socios comerciales, en general, y de los países innovadores en particular.

® La amistad internacional y los intercambios culturales. El comercio permite a los socios comerciales aprender mutuamente de sus modelos de consumo, valores, ideas y estilos de vida. Incentiva, los intercambios culturales a través del deporte, y del arte, desarrollándose las relaciones de amistad y mejorando el bienestar internacional.


Por todo ello, la teoría de Porter está basada en un análisis de las características del entorno nacional que identifica en estos grupos ya comentados, que influyen en la capacidad competitiva de las empresas. Además, existen otros dos factores que forman el llamado diamante nacional, que se corresponden con el azar y el Gobierno del Estado.


Como conclusión, se debe señalar que la crítica de Krugman es relativa y errónea, ya que una nación es competitiva en el mundo si sus mercados internos (y por tanto sus empresas) son competitivos. De tal manera que a través de las empresas, un Estado puede ser competitivo (o no). Y el problema principal girará en torno al uso de los datos empíricos que hacen tanto académicos, como políticos para explicar sus ideas, o programas políticos.

JIV

P.D.- BIBLIOGRAFÍA DE INTERÉS:

·     Michael Porter: La ventaja competitiva de las naciones (1990).
·     Universidad Autónoma de Canarias; Centro de Investigaciones Económicas: La competitividad de las naciones. www.eumed.net. 
·  Universidad Católica de Buenos Aires; Facultad de Ciencias Económicas; Instituto de Investigaciones Económicas: El concepto de competitividad. www.eumed.net

·    Centro Latinoamericano para la Competitividad y el desarrollo sostenible: Educación y competitividad. www.eumed.net